19 Cuadros trípticos modernos ideales para tu hogar

Si hoy en día hay algo que está marcando tendencia para decorar paredes, es sin duda los cuadros modernos. queremos darle un toque especial a nuestra casa. 

Es bastante común usar lo que se denominan cuadros trípticos, los cuales suelen estar en tres piezas, que hacen una única imagen, con una pequeña separación entre ellas que les da un toque muy particular que queda estupendo en cuanto a decoración moderna.

Estos son modelos seleccionados:

Cuadros modernos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ver precios de estos y más modelos de cuadros modernos

Cuadros modernos al oleo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ver precios de estos y más modelos de cuadros modernos al oleo

Cuadros de flores modernos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ver precios de estos y más modelos de cuadros de flores modernos

Tienen unas dimensiones bastante grandes y hay modelos como es obvio de todo tipo, abstractos, de paisajes, de flores o abstractos por poner algunos ejemplos, pero desde luego los modernos son los que se llevan toda la atención. 

Ver más de 95.000 cuadros modernos y trípticos a buenos precios

Poner uno de estos cuadros hace que la habitación se vea diferente por completo, pero piensa bien los colores y las dimensiones, porque hay ciertos detalles que es mejor tener en cuenta,

Estos son 5 consejos para elegir el adecuado:

1- La altura.

Un error demasiado frecuente es ponerlos a demasiado altura, este error hace que no se mezclen bien con el resto de la decoración y son un elemento fundamental de la misma, si se trata de uno grande unos 15 cm por encima del sofá es lo adecuado normalmente, así quedará a la altura de la vista, en el caso de ser más pequeño intentar ponerlo a una altura de 1,70cm medidos desde el suelo. Si estuviera demasiado separado daría un efecto como que está “flotando”

2- Si se trata de un cuadro tríptico.

Lo normal es colgar todas las partes alineadas, si lo ponemos a distintas alturas desentonará mucho en la sala, salvo que la pintura que contenga así lo requiera como ocurre con los denominados crípticos irregulares. La distancia de separación entre ellos suele ser de unos 7 cm aproximadamente, lo más sencillo es colocar el central para dejarlo bien situado con respecto a lo que tenga debajo, sofá un mueble o lo que tengamos, y luego los laterales.

3- Tamaño si va encima de un mueble.

La anchura del cuadro no debería ser superior al 80% de la del mueble que tenga debajo, así tendremos cierta armonía entre ambos. En este punto podemos tener varias cosas a tener

Ver más de 95.000 cuadros modernos y trípticos a buenos precios

4- Cuando tenemos varios cuadros.

Cuando creamos una composición entre varios, tenemos que crear cierto equilibrio visual para lo cual tenemos que elegir una línea horizontal imaginaria sobre la cual irán todos los cuadros situados, así actuará como centro del cual veremos como colocarlos.

5- Los colores.

El color de la pared es lo que más tenemos que tener en cuenta, porque va a ser el fondo sobre el que lo pondremos y al verlo puede hacer que destaque mucho mejor o que sea demasiado resaltado.

  • Si tenemos una pared clara podemos apostar por cuadros con colores fuertes para hacer un buen contraste basados en rojos, azules, granates, verdes, digamos que muy coloridos.
  • Si tenemos una pared con un color oscuro, entonces aplicamos la regla contraria para no sobrecargar  la sala, colores pasteles diferentes, claro y neutrales.
  • En el caso de tener una sala minimalista blanca y negra es obvia que podemos tener un cuadro basados en esos colores, pero en algunas situaciones podemos usar algun color para darle un toque a la sala, pero teniendo mucho cuidado porque sin duda será lo que más destaque y nunca demasiado sobrecargado de colores.

Ver más de 95.000 cuadros modernos y trípticos a buenos precios

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.