Casas modulares de madera

Son muchos los que deciden abandonar la vida en la ciudad y optar por una alternativa de vivienda mucho más ecológica y sostenible. Además, es una opción económica para los que prefieren vivir relativamente apartados, pero sin renunciar a las comodidades de contar con su propia casa. Es más, en los últimos años esta opción, la de las casas de madera, ya sean modulares o prefabricados, se ha convertido en tendencia.

Diferencias entre las casas modulares de madera y las prefabricadas

Lo primero que debemos saber es que existen diferencias entre las casas prefabricadas de madera y las casas modulares de madera. Y es que, aunque a simple vista puedan parecer lo mismo, difieren en su modo de construcción.

Las casas modulares se construyen a partir de distintos módulos prefabricados que pueden ensamblarse posteriormente una vez se sepa cuál es su localización ideal para terminar la casa. Además, estos módulos también pueden colocarse tanto junto como encima de otros módulos. Por ello, una casa modular permite un mayor nivel de personalización que el que ofrece una casa prefabricada.

Del mismo modo, se debe saber que las casas modulares no tienen por qué ser pequeñas, al contrario. De ahí que sea tan importante elegir cuáles serán los módulos que la formen y su respectivo tamaño antes de colocarla en el terreno de la vivienda.

Si optamos por comprar una casa modular de madera encontraremos una amplia variedad en cuanto a diseños, desde los más tradicionales hasta los más innovadores. Además, estaremos colaborando con el cuidado del medio ambiente gracias a sus materiales, completamente naturales y que se obtienen de las explotaciones madereras más cercanas. Las más utilizadas para su construcción son el pino, el cedro o el abeto.

Ventajas de las casas modulares de madera:

Una de sus mayores ventajas es el bajo coste de fabricación, tanto por los trabajos realizados en el taller para su construcción, como por el ahorro de tiempo y coste de mano de obra.

A esto se le suma también el hecho de que la madera es más barata que otros materiales de construcción como el acero o el hormigón. Por último, y no menos importante, la madera funciona como aislante natural, por lo que no será tan necesario hacer uso de la calefacción o aire acondicionado.

También, como ya hemos comentado antes, las casas modulares dan mucha más libertad a la hora de diseñarlas. Podremos personalizar bastante su aspecto gracias a la ubicación y tamaño de los diferentes módulos.

El tiempo de fabricación también es menor que el de otro tipo de viviendas, por lo que podremos mudarnos a ella en mucho menos tiempo. Además, también son más fáciles de transportar si queremos cambiarnos de emplazamiento.

Por último, es una de las mejores opciones para los que no quieren dañar el medio ambiente, ya que al estar fabricadas con materiales renovables se pueden desmontar sin menor problema y sin incidencias graves para el terreno.

Desventajas de las casas modulares de madera

Existen dos desventajas claras que podrían llegar a ser un inconveniente si no se planifica con antelación.

  • La primera es su transporte desde el lugar de fabricación hasta el solar donde se colocará. El ancho de las carreteras y la posibilidad de túneles durante el viaje pueden dificultar o hacer imposible su llegada. De ahí que sea vital saber el tamaño correcto de cada módulo a utilizar.
  • La segunda, y menos probable, aunque también se puede dar el caso, es que si la adquirimos en otro país es posible que su instalación no cumpla con la normativa estatal y que, debido a esto, se retrase su licencia de construcción.

¿Quieres precios y fabricantes de tu país?

Suscríbete para recibir nuestro contenido en  tu correo, no te mandaremos nada de Spam

 

BIenvenid@ ¡Te has suscrito correctamente!