Posibilidades estéticas del microcemento para reformar un baño sin obras

Cuando de reformar un baño sin obras se trata, muchas personas dudan por las tareas que esto conlleva. No solo en picar paredes para quitar el alicatado, sino también por los escombros que ello provoca. Sin embargo, actualmente se puede hacer la reforma que se prefiera, prescindiendo de todo esto.

Mediante el empleo de microcemento se puede realizar la reforma completa de un baño sin emplear obra, con el agregado de que lo puede hacer uno mismo, sin contratar personal. Es un trabajo que no requiere de una experiencia previa en albañilería, ya que se trata de una tarea sin obras, además de ser económico, rápido y fácil de hacer.

Reformar un baño usando microcemento

La reforma de un baño mediante la aplicación de microcemento es tan fácil que se puede hacer demorando solamente un fin de semana. El microcemento se puede aplicar sobre el alicatado presente en las paredes, haciendo innecesario el picar la pared, con el posterior resto de escombros que resulta tan problemático. Además de la incomodidad que genera el polvo en toda la casa y la ardua tarea de removerlo de muebles y objetos decorativos.

El microcemento puede aplicarse sobre cualquier superficie, azulejos, cerámicos, cemento, mármol, yeso y demás. Tiene tan solo entre 2 y 3 milímetros de espesor, por lo que prácticamente no quita espacio en volumen.

El microcemento no tiene juntas ni cortes a la vista, por lo que provoca la sensación de continuidad y amplitud en el espectro visual. Ofrece además como valor añadido que puede ser pintado del color de preferencia y hasta barnizado para darle efecto madera. No obstante, se ofrece en una gran gama de colores y texturas.

Haga usted mismo la reforma de su baño

Actualmente cada vez más personas se animan a realizar las tareas de renovación de los espacios en su hogar. Internet hace posible que cada día se conozca cómo se ejecutan las tareas y las particularidades de los nuevos materiales. El “do it yourself” o “hágalo usted mismo” se puso de moda, es una tendencia en todo el mundo.

Los materiales nuevos van de la mano con esa tendencia y el microcemento es uno de los más atractivos. Se puede reformar un baño en menos tiempo que lo que llevaría solamente picar las paredes y remover los escombros.

Además, puede aplicarse sobre el suelo, en el que muchas veces los cerámicos o baldosas se ven viejos y desgastados. Cambiar el suelo de un baño es una de las tareas más onerosas en la reforma. Aunque gracias al microcemento esto ya no es así. Se puede hacer en forma económica y sin obras ni personal calificado.

El cuarto de baño es una de las zonas más transitadas de la casa, por lo que el suelo debe ser resistente y durable. Pues sin ninguna duda, el microcemento ofrece durabilidad y es apto para el alto tránsito. Siendo además más limpio que los suelos de baldosas porque no tiene juntas, es totalmente continuo. Se ofrece el kit listo para colocar con la pigmentación preferida.

Las paredes de un cuarto de baño están siempre sujetas a una alta condensación de humedad, donde los materiales para revestirlas deben cumplir con su cometido. No deben absorber la humedad del ambiente, tampoco decolorarse ni mancharse, es decir que, es necesario que sean impermeables.

El microcemento es el material ideal, puesto que es muy resistente, durable y repele la humedad. Con el agregado de que, por carecer totalmente de juntas, es muy fácil de limpiar y mantener impecable.

Finalmente, podemos concluir que es un material que ofrece todo un abanico de posibilidades para la persona que pretende renovar el baño sin obras. A sus variadas prestaciones, se adiciona que puede ser colocado por cualquier manitas sin experiencia y su resultado realmente sorprende, por su gran gama de colores y acabados.

 

 

¿Quieres precios y fabricantes de tu país?

Suscríbete para recibir nuestro contenido en  tu correo, no te mandaremos nada de Spam

 

BIenvenid@ ¡Te has suscrito correctamente!