¿Cómo son y de qué están hechas las ventanas contra huracanes?

Existen condiciones ambientales que someten con rudeza la estructura de la casa. Si vives en una vecindad donde acontecen eventos meteorológicos como los huracanes, es muy importante que tengas la precaución de proteger tus ventanas para cuando lleguen los fuertes vientos y los escombros que vienen volando junto con ellos. Las ventanas contra huracanes son la mejor alternativa, pero ¿qué son exactamente?

Ventanas contra huracanes ¿Qué son y de que están hechas?

Las ventanas contra huracanes son productos laminados que tienen la capacidad de resistir cualquier impacto y te dan la protección para sobrevivir. Contienen múltiples capas de polivinil butiral, que están intercaladas dentro de dos láminas de vidrio.

Los vidrios se colocan a unos 200°C con alta presión para poder templar el vidrio y de esta manera lograr que tengan mayor resistencia. Deben fijarse al marco con un sellador de calidad estructural de silicona. Estos marcos pueden ser de vinilo, madera, metal o algún combo de materiales que tengan mayor fuerza que los marcos convencionales.

Si decides cambiarte a este tipo de ventanas, te recomendamos que reemplaces todo el sistema incluyendo el marco, para que tengas la seguridad de que funcionará eficientemente y se mantendrán intactas ante el impacto de los huracanes y protegerás tu casa y a toda tu familia.

Protectores a prueba de huracanes

Hoy en día, también puedes encontrar en el mercado una gran variedad de protectores de ventanas con modos fáciles de instalación, con presupuestos ajustables y que pueden proteger tu casa sin perder la estética de la misma. Algunos de estos cerramientos anti – huracanes son:

Sistemas de policarbonato

Se trata de un material transparente que tiene apariencia de plástico, presentadas en láminas que se deben instalar en las fachadas con rieles de acero en la parte superior e inferior de las ventanas, para que queden bien fijas en las paredes. Te aconsejamos que las instales con suficiente tiempo antes de la tormenta.

Persianas

Son las más recomendables para las ventanas de menor tamaño. Su instalación es muy sencilla y para utilizarlas, solo deberás bajarlas.

Mallas o lonas anti – huracanes

Son de buen tamaño y el material de la lona es de un material llamado geotextil, que es bastante resistente a este tipo de impacto y a los fuertes vientos del huracán. Son traslúcidas, tensas y se colocan envolviendo la casa.

Su instalación requiere bastante esfuerzo, pero a pesar de eso, son totalmente eficientes ante los huracanes por muy fuertes que sean, y lo mejor es que te permiten ver a través de ellas para que puedas visualizar todo lo que está ocurriendo durante la temible tormenta.

Contraventanas

Son protectores clásicos que se pueden abrir hacia arriba y hacia los laterales, es un tipo de cerramiento que queda totalmente fijo de la fachada de tu vivienda y su instalación es rápida, sencilla y económica.

¿Cómo mantener las ventanas contra huracanes?

La mayoría de las veces, estas ventanas son permanentes, plegables y elaboradas con materiales como el hierro y el aluminio para que puedan resistir estos impactos ambientales.

En ese caso, es necesario tratarlas apropiadamente, hacerle mantenimiento de pintura antiadherente, colocarle tratamientos de inmersión para que resistan mínimas temperaturas y aceitar los rieles para que tengan una movilidad adecuada.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.