Qué tener en cuenta al comprar una segunda vivienda

Una segunda vivienda es aquella que tiene un uso ocasional, habitualmente en vacaciones y fines de semana. En este artículo encontrarás una guía para comprar una segunda residencia con todo lo que no puedes pasar por alto a la hora de la adquisición, desde cuáles son los gastos fijos, las posibles reformas que puedes hacer o cómo hacer que sea segura.

Cómo comprar 

Dentro de la compra de la segunda residencia, existen diversos tipos o formas de compra.

  1. Vivienda nueva o vivienda de segunda mano. Las viviendas de nueva construcción suelen tener un precio mayor y las de segunda mano pueden necesitar reformas.
  2. Sobre plano o ya construida. La compra sobre plano es más económica y la construida podemos verla con detalle.
  3. Como inversión o para uso personal. Destinar la casa a alquiler vacacional puede ser una forma de obtener ingresos extra.

En función de estas tres variables, los gastos derivados de la compra de la vivienda pueden ser significativamente diferentes.

Presupuesto 

Es importante establecer un presupuesto máximo. Con este, sabremos qué límite de dinero estamos dispuestos a gastar en la compra, incluyendo impuestos y otros costes.

Este presupuesto dependerá del tipo de vivienda que queramos, tamaño y ubicación, y de la finalidad para la que compramos, inversión o disfrute.

Impuestos y gastos

Los impuestos derivados de la compra de una segunda residencia son un aspecto importante a tener en cuenta a la hora de realizar el presupuesto. Estos gastos iniciales son:

  • Gastos de notaría, Gestoría y Registro de la Propiedad.
  • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), solo en caso de vivienda nueva.
  • Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITPAJD), solo en caso de la vivienda de segunda mano.
  • Tasación y comisión de apertura, en caso de hipoteca.

Además, una vez adquirida la vivienda, se tendrá que hacer frente al pago de suministros, impuestos y comunidad, en su caso.

Reformas y mantenimiento 

Un aspecto muy importante en la adquisición de la segunda residencia es la necesidad de reforma de la misma.

En las viviendas de nueva construcción este apartado no suele conllevar un desembolso importante de dinero, ya que las hemos comprado nuevas. A pesar de ello, en ocasiones, queremos hacer alguna mejora, como por ejemplo instalar un cerramiento como los que ofrece Lumon con los que podremos aprovechar las terrazas o porches durante todo el año, así como crear ambientes diferentes. Son herméticos, estéticos y además aportan seguridad a la vivienda.

En las viviendas de segunda mano el importe destinado a reformas suele ser mayor, ya que suelen necesitar mejoras para ser habitadas o, simplemente, para ser de nuestro agrado.

En ambos casos habrá que tener en cuenta el gasto para el mantenimiento necesario.

Seguridad 

Un aspecto importante en las segundas residencias es la seguridad, ya que no suelen estar habitadas. Para ello, existen distintas opciones como tener vecinos que sean de confianza, poner cerramientos como los que comentábamos más arriba, instalar alarmas o sistemas de videovigilancia.

Para la compra de una segunda residencia hay que tener en cuenta diferentes aspectos importantes. En primer lugar, establecer un presupuesto que incluya los impuestos, reformas y gastos de mantenimiento. Además, decidir cómo vamos a comprar esta segunda vivienda y de qué sistemas de seguridad vamos a dotarla para evitar la intrusión o los robos en ella.

¿Quieres precios y fabricantes de tu país?

Suscríbete para recibir nuestro contenido en  tu correo, no te mandaremos nada de Spam

 

BIenvenid@ ¡Te has suscrito correctamente!